• PATENTES:

    Invenciones, ingeniería, química, tecnología e innovación. ¿Cómo proteger sus derechos?
    Contáctanos para mayor información

Patentes

Una patente es un derecho exclusivo que se concede sobre una invención, la cual  puede ser un producto o un proceso, como fórmulas químicas o compuestos, maquinaria, dispositivos electrónicos, procedimientos para la fabricación de un producto, entre otros. De hecho, muchos productos comprenden varias invenciones. Por ejemplo, una computadora portátil puede estar compuesta por cientos de invenciones que funcionan conjuntamente.


En términos generales, una patente faculta a su titular a decidir si la invención puede ser utilizada por terceros y, en ese caso, de qué forma. La protección por patente significa que una invención no se puede producir, usar, distribuir con fines comerciales, ni tampoco vender, sin que medie el consentimiento del titular de la patente. Como contrapartida de ese derecho, en el documento de patente publicado, el titular de la patente pone a disposición del público la información técnica relativa a la invención.


Las patentes son derechos territoriales. Por lo general, los derechos exclusivos correspondientes solos tienen validez en el país o la región en los que se ha presentado la solicitud y se ha concedido la patente. Y como las leyes son diferentes para cada país, también lo es la vigencia de una patente, las cuáles en la mayoría de los países es de 20 años a partir de la fecha de solicitud.


Para obtener una patente deben satisfacerse numerosas condiciones que es imposible recopilar en una lista exhaustiva de aplicación universal. No obstante, entre las condiciones más importantes cabe destacar las siguientes:


  1. La invención debe presentar un elemento de novedad, es decir, una característica nueva que no forme parte del cuerpo de conocimientos existente en su ámbito técnico. Ese cuerpo de conocimientos se llama "estado de la técnica".
  2. La invención debe implicar actividad inventiva o "no evidente", lo que significa que no podría ser deducida por una persona de nivel medio del mismo ámbito técnico.
  3. La invención debe ser susceptible de aplicación industrial, es decir, debe poder utilizarse con fines industriales o comerciales sin limitarse a ser un fenómeno meramente teórico, o a ser útil.
  4. La materia objeto de la invención debe considerarse “patentable” conforme a la legislación. En muchos países, las teorías científicas, las creaciones estéticas, los métodos matemáticos, las variedades vegetales o animales, los descubrimientos de sustancias naturales, los métodos comerciales o los métodos para el tratamiento médico (a diferencia de los productos médicos) y los programas informáticos no suelen ser patentables.
  5. La invención debe divulgarse por medio de una solicitud de una forma lo suficientemente clara y completa para permitir su reproducción por una persona de nivel medio del mismo ámbito técnico.


Las patentes no son meros conceptos abstractos; desempeñan un invaluable papel práctico en la vida cotidiana. ¡Al recompensar las ideas, las patentes fomentan la creación de innovaciones y nuevas tecnologías en todos los campos!

Estamos listos para ayudarte a proteger tu negocio. Si requieres más información, comunícate con nosotros.

Contacto